• Mi nombre es Anabel y mi afición por el deporte nació como el germen de una rebelión interna; desde pequeña la sobreprotección que me rodeó no dejó que me cayese patinando, que perdiera el equilibrio montando en bici, que aprendiese en definitiva a manejar mi cuerpo a través de la experiencia: así que cuando mi consciencia se hizo más presente, tuve la necesidad de explorar lo que para mí era una asignatura pendiente: la actividad física movía el motor de mi motivación, mejoraba mi estado de ánimo, hacía crecer mi autoestima…fue una época “explosiva” en mi vida deportiva: corría, practicaba ciclo indoor y probaba todo formato novedoso que apareciese en el mercado del fitness.

    Afortunadamente para mí, gracias a que el ser humano está en continuo cambio como parte de su evolución, comencé a decantarme por la escucha corporal. El pilates y el yoga son, para mí, los pilares básicos de la comunicación interna.

    Me gusta aprender, creo que el aprendizaje es un camino interminable, y nuestro cuerpo nos enseña y nos habla sin palabras. Una máxima a esta altura de mi vida es estar presente en cada movimiento reclamando autoridad interna, no sólo moviéndonos, sino actuando en el mundo.

     

    Mi formación ha ido orientada en ese sentido:WhatsApp Image 2017-10-05 at 08.56.13

    Instructor de Pilates por Orthos.

    Instructor de Vinyasa yoga por el IEY y European Yoga Alliance.

    Instructor de Pilates aéreo por la Asociación Nacional de Pilates aéreo España

    Curso de Masaje Tradicional tailandés (estilo Wat Po), por Andalucía Thai.

    Termino con la frase de Joseph Hubertus Pilates : “La buena condición física es el primer requisito para la felicidad”.  Interioricémosla y partamos desde ahí.