• SOL en SAGITARIO

    Decimos que una persona goza de las particularidades del signo Sagitario cuando en el momento de su nacimiento el sol transita por dicha constelación entre el 23 de noviembre y el 22 de diciembre aproximadamente.

    Sagitario es el noveno signo del Zodíaco Constituido, de ahí que le corresponda la casa nueve en la rueda del mapa natal. También, es el tercer signo del elemento Fuego (mundo cabalístico de las emanaciones), donde tenemos que posee las características de un signo doble o mutable (energía centrífuga). Es pues el tercer signo del Zodíaco Constituyente.

    Simbólicamente lo representa el Centauro, mitad caballo y mitad hombre, describiendo así las características del signo.
    Los sagitarianos dominados por el Centauro son de naturaleza inquieta, dispuestos a arriesgar siempre, a divertirse y por tanto su moralidad es de grado bajo, cuasi animal, sin escrúpulos respecto a la satisfacción de sus pasiones y deseos. Son dados a la falta de respeto tanto para la ley como para el código moral.
    Los sagitarianos dominados por la parte humana dirigen el arco de su aspiración a las estrellas, siendo idealistas, morales, guardadores de la ley, lo que le llevan a convertirse en personas respetadas y a ser pilares de la sociedad, recibiendo posiciones de honor preferentemente en política o religión. Son muy ortodoxos y conservadores en sus opiniones y puntillosos sobre las costumbres y tradiciones de la época en que viven, por lo que no suelen ser progresistas, aunque valúen muy altamente las opiniones ajenas. Son firmes creyentes en la necesidad del formalismo.

    Excelentes oradores, pues les gusta el medio de expresión. Son muy soberbios y tienen gran confianza en sí mismos.

    El sagitariano viene con un programa interno del que no es consciente, sólo sabe que, mediante su actitud o verbalmente debe darlo a conocer al resto de los mortales. Vuelca pues al exterior los valores morales para ordenar y reordenar nuestra tierra humana y proceder a la ordenación de toda la sociedad.
    Su misión consiste en hacer que el orden cósmico funcione en la tierra. Por ello, según su grado de evolución, será el instrumento para instituir esas leyes o el que no las respeta, y en lugar del político y legislador que actúa en bien del pueblo, hallaremos al criminal o al dictador, y el principio de libertad, tan propio de Sagitario se convierte en servidumbre, donde la igualdad se transforma en orden jerárquico.

    Júpiter, planeta regente de Sagitario le impulsa no sólo a expandirse sino a ser poderoso, es por ello, que a estas personas les cuesta poco situarse en un pedestal (soberbia). Y, en la medida en que no sea consciente de su programa humano o no lo realice, el deseo de honores y reconocimiento social será más acuciante, atendiendo a la parte animal del signo en cuanto a frivolidad y superficialidad, perdiendo la objetividad y el sentido de la realidad.
    Si el sagitariano no realiza su trabajo moral, de libertad y amplitud a una conciencia más profunda y no es el alumbrador que se le pide, lo proyectará afuera, con la necesidad de viajar constantemente buscando algo que habita dentro de él.

    La libertad asociada a esa necesidad expansiva (Júpiter) de explorar más allá de lo conocido es oxígeno para ellos. Tienen pues tendencia a la dispersión y a invadir el espacio de los demás, ejerciendo control sobre su entorno.

    En Astrología convencional se habla de Sagitario como el “médico del alma”, y es que, los mejores médicos, Quirón el primero, son nacidos bajo este signo, ya que la energía divina vá reparando su obra a través de este signo. Son pues, portadores de salud y en su aura lo transmiten.

    Sus características positivas son: caritativos, benévolos, simpáticos, tiernos, altruistas, justicieros, sinceros, francos, optimistas, deportistas, joviales, idealistas, intuitivos, entusiastas, moralistas, creyentes…

    Sus defectos: rebeldes, hipócritas, impacientes, extravagantes, exagerados, dañinos, descuidados, demasiado inquietos (playboy), demasiado moralistas o totalmente inmorales, impulsivos…

    ASTROCONOCIMIENTO (Astrología Kabbalística)

    Inma Vázquez