• Para la Medicina Tradicional China, cada estación del año está estrechamente vinculada a un Órgano determinado y, a su vez, cada Órgano está asociado a una Víscera.

    El Otoño da protagonismo al Pulmón y éste está ligado al Intestino Grueso para los antiguos médicos chinos. Esto quiere decir que es durante esta estación que nuestros pulmones están más sensibles a nivel energético y a pleno rendimiento para asegurarnos un invierno óptimo. Es por esto que trabajarlos en esta época es mucho más efectivo.

    Muchos de nosotros estamos pensando ya en el frío y en los catarros típicos del invierno, pues bien, ahora estamos en el momento perfecto para ayudar a prevenirlos.

    En China, el Pulmón es uno de los principales encargados del Sistema Inmune (Wei Qi), por lo que cuidarlos y “ponerlos en forma” ahora nos ayudará muchísimo en la siguiente estación. De igual manera ocurre con el Intestino Grueso y los problemas gastrointestinales.la Medicina Tradicional China

    Una buena manera de observar el estado de nuestros pulmones es a través de nuestra piel, ya que es su puerta al exterior. Una piel seca y deshidratada indica la misma condición en los pulmones. De igual manera, los labios secos, las arrugas, la sequedad en la garganta o el estreñimiento pueden darnos pistas de Sequedad.

    El Otoño también está relacionado con la emoción de la Tristeza, la cual puede ser un poco más recurrente en esta época del año. Si esta Tristeza no se gestiona bien y se queda en nuestro cuerpo, con el tiempo hará que los pulmones se contraigan y no lleven bien a cabo su función respiratoria y defensiva.

    Algunas recomendaciones para este tiempo son, por ejemplo, comer alimentos picantes con moderación (laurel, alcaparras, canela, puerro, orégano, romero, col, nabo, hinojo, nuez moscada, etc), ya que abren y apoyan energéticamente al Pulmón. También conviene respirar profundamente, ya que muchos de nosotros nos hemos habituado a respirar de manera superficial. Hacer ejercicio también ayuda a mantener los pulmones fuertes y los estados de ánimo estables. La Acupuntura también puede ayudarte mucho en esta época del año.

    El Otoño es tiempo de frenar, dormir un poquito más y comer calentito. Es momento de estar pendientes de nosotros mismos y mimarnos y poco más.

     

    Quirosam.