• Porque la vida puede ser maravillosa.

    De repente un buen día, sin necesidad de un detonante de relevancia, quizás propiciado por el detalle más insignificante, estalla la burbuja que te rodea y te das cuenta de que tu estancia en tu zona de confort, en la que llevas establecido mucho tiempo, tiene que terminar.

    Porque la vida puede ser maravillosa.

    Porque la vida puede ser maravillosa.

    Ha llegado por fin tu momento y descubres que ya estás harto de lamentaciones absurdas, de excusas, de hacer responsable de todo malo que te pasa a los demás, de pensar que estás atrapado… LA VIDA PUEDE SER MARAVILLOSA y tu estás dispuesto a hacer que lo sea desde hoy mismo.

    Te remangas y emprendes ese arduo y a la vez gratificante camino, y descubres que tu principal carencia en tu antigua vida era la falta de amor hacia quien debe ser la persona más importante del mundo para ti: TU. Por lo tanto, lo primero que debes hacer es poner en marcha la maquinaria de reloj del AMOR, pero esta vez, enfocada hacia ti mismo. Debes empezar a respetarte, a cuidarte, a comprenderte…en definitiva, a amarte como te mereces. Solo así, reflejando ese amor que vas adquiriendo por ti mismo, podrás amar a todos los seres que te rodean de forma plena.

    Poco a poco te vas adentrando en tu nueva vida, sin prisas, con la calma que te va dando el amor con el que comienzas a mirar las cosa cuando te estás amando, con esa tranquilidad que vas alcanzando lentamente, con esa dulzura con la que empiezas a verlo todo a tu alrededor, y descubres algo fabuloso, descubres que TU eres el único responsable de todo lo que te sucede…EL ÚNICO RESPONSABLE… Y solo entonces te das cuenta de que a partir de ese momento las cosas van a ser realmente distintas, porque tu quieres que así sea.

    Lola.

     

    Gracias Amiga, por tu suma.