• SOL en ESCORPIO

    sol en escorpioDecimos que una persona goza de las particularidades del signo Escorpio cuando en el momento de su nacimiento el sol transita por dicha constelación.
    Escorpio es el octavo signo del Zodíaco Constituido, de ahí que le corresponda la casa ocho en la rueda del mapa natal. También, es el segundo signo del elemento Agua (mundo cabalístico de las creaciones), donde tenemos que posee lascaracterísticas de un signo fijo (energía interiorizadora). Es pues el quinto signo del Zodíaco Constituyente además.

    La persona escorpiana viene al mundo con un complicado trabajo interno: transmutar las bajas pasiones elevando su espíritu. Y para ello tiene toda una vida al alcance donde experimentar todo tipo de situaciones en la que Eros y Tánatos, los arquetipos del amor y la muerte, lucharán por reconducir esa energía, dando lugar a nuevas realidades o a la muerte (física o espiritual) de la persona cuando es absorbida por el goce de sus instintos primarios.
    En escorpio hay fuego donde caldea las emociones internas, dando lugar a toda clase de estados pasionales. Físicamente, rige los órganos sexuales y, emocionalmente lo arma para el combate, uniendo agua y fuego, elementos imprescindibles para la fecundidad, para producir vida…para renacer de nuevo.
    Es por ello que el transcurrir de su vida estará marcada por la necesidad de experimentar profundos cambios en sí mismo.

    Dos regentes representan a Escorpio; Marte, dios de la guerra y Plutón, dios del inframundo.
    Las características de la persona escorpiana son, no sólo de una apetencia natural para el combate y la lucha sino de un deseo innato a profundizar hasta lo más oculto.
    Marte les infunde coraje, convirtiendo cualquier acto en un reto consigo mismo, donde jamás saldrá perdedor. Se crecerá pues en la dificultad, demostrando su valía y su tesón. Muy exigente consigo mismo, nunca estará satisfecho de sus logros. Perfeccionista al máximo. Es considerado el jefe/trabajador por excelencia del zodíaco donde siempre consigue destacar.
    Su otro regente Plutón, le insta a profundizar detrás de las formas y formalidades, de lo visible, de la vida material y de la dualidad. Es el buscador de lo esencial y lo eterno. Su necesidad de penetrar en los misterios de la Vida, lo llevan a una íntima relación con lo oculto y el mundo de las sombras, de donde sabe salir renacido sin perder por ello su fuerza y su pureza diamantina.

    Dado que es consciente de la magnitud de la entrega sexual, Escorpio es el signo que busca la fusión física y espiritual con el otro. No le atraen las medias tintas y huye de lo superficial y de lo mediocre. Su pasión es absorbente, intensa y su entrega al cien por cien. Las relaciones sexuales son importantes para esta persona que persigue la unión del cuerpo, la mente y el alma, para así conectar consigo mismo y con el otro. La adulación y la mentira están descartadas de raíz, ya que si Escorpio te quiere, te quiere al completo, o simplemente no te quiere.

    Es por todo esto, y además por su capacidad de percibir lo que no se vé y sacar afuera lo que está oculto, que su presencia a veces puede resultar incómoda al hablar precisamente de lo que otros quieren callar.
    Esta energía puede ser utilizada para manipular, dominar y controlar a los demás o para ayudar a sanar, cambiando las cosas de raíz, transformándolas y regenerándolas. Todo dependerá del estado evolutivo de la persona escorpiana.

    Los malos aspectos pueden convertir el amor a sí mismo, por odio a sí mismo, autodestruyéndose, o buscando el castigo a través de otras personas. Pudiendo llegar a ser muy obstinado, sarcástico, libertino y hasta cruel.
    Los buenos aspectos nos habla sin embargo de una persona intensa, enérgica, magnética, con poder de convicción y pasión en lo que hace, realista, resistente a las dificultades, de inteligencia crítica, sutil, reservado, intuitivo, analítico y muy perceptivo.

    En resumen, el trabajo del sol en Escorpio consiste en transformar su personalidad emotiva para ganarle la partida a su naturaleza inferior. Amarse y valorarse a sí mismo para valorar y amar a los demás.

    ASTROCONOCIMIENTO (Astrología kabbalística)

    Inma Vázquez